01_z.20120423193859

Washington— La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) pospuso hasta por un año la fecha límite para que las cadenas de restaurantes, pizzerías y cines incluyan los conteos de calorías en sus menús, lo cual, según los defensores a los derechos de los consumidores, resultó ser un revés para la salud pública.

La presión había estado creciendo para posponer la fecha de implementación de la norma, la cual estaba propuesta para entrar en vigor en noviembre. Las compañías alimenticias –en particular la industria de las pizzerías– habían hecho campaña en contra de la medida argumentando que era onerosa y que en muchos de los casos innecesaria, ya que muchos estadounidenses ordenaban pizzas por teléfono y no en el restaurante, donde podrían ver el menú. Los proyectos de ley presentados en la Cámara de Representantes y en el Senado incluían provisiones que habrían pospuesto la implementación de la norma.

El jueves, la dependencia anunció que había aceptado posponer la fecha límite a fin de dar más tiempo a las compañías para que reorganizaran sus negocios para poner en práctica la medida. Los críticos dijeron que la decisión de postergar la fecha límite no resultó ser un golpe fatal a la propuesta, sino que resultó ser preocupante, ya que esto les dará a las industrias restaurantera y de comestibles más tiempo para cabildear en contra de la medida.

“Ésta es una enorme victoria para los cabilderos de los restaurantes”, dijo Marion Nestle, profesora del departamento de nutrición, estudios alimenticios y salud pública en la Universidad de Nueva York. “Las compañías alimenticias tienen la esperanza de poder demorar la etiquetación de sus menús lo suficiente para que el tema quede olvidado”.

Michael R. Taylor, subcomisionado de medicina alimenticia y veterinaria de la FDA, dijo que la implementación final de la norma será en diciembre de 2016. Taylor dijo que la decisión de extender la fecha límite fue tomada tras un “extenso diálogo” con los restaurantes, tiendas de comestibles y otros negocios que la medida llegaría a incluir.

“La FDA acordó que se necesitaba tiempo adicional para que la dependencia clarificara a más detalle ciertos lineamientos y ayudar así a los negocios a que consigan apegarse a la medida de manera fácil y eficiente”, según dijo Taylor en un comunicado el jueves.

La etiquetación de los menús se convirtió en ley en 2010 como parte de la Ley de Atención Asequible del Presidente Barack Obama, y la FDA presentó una propuesta sobre cómo la medida debía ser implementada al año entrante. Pero finalmente la reglamentación se demoró por tres años debido en parte a la feroz oposición de algunas de las cadenas nacionales de restaurantes, incluyendo pizzerías y cines.

 

fuente:http://diario.mx/Nyt/2015-07-09_8bb50ebe/posponen-etiquetas-para-conocer-calorias-de-comida-rapida/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *